Televisión

MOM Perú ha investigado a los 10 canales de televisión más importantes del Perú: quiénes son sus propietarios, cuál es su participación en otros medios de comunicación y qué intereses afiliados mantienen en otros sectores económicos. Ellos fueron seleccionados según la data de sintonía televisiva disponible. El orden de los medios mostrados debajo refleja su posición en la cuota de audiencia.

Consumo

La televisión es el medio de comunicación más consumido del país: el 87% de los hogares peruanos ven televisión, cifra que llega al 99% en Lima Metropolitana (INEI). Un estudio elaborado por ConcorTV determinó que en el Perú hay más hogares con un televisor que con una cocina (99% vs 97%).

Se calcula que el consumo diario de televisión es de 3:24 horas en promedio (CONCORTV, 2015). De acuerdo a Ipsos Perú, el televidente limeño tiene aproximadamente 35 años, el 90% acostumbra ver televisión de señal abierta y el 30% emplea otro aparato electrónico (como los smartphones o tablets) mientras mira algún programa (Ipsos).

La audiencia televisiva está muy concentrada. El promedio anual de sintonía 2015 de Kantar Ibope Media indica que tres canales reúnen cerca de la mitad de audiencia en señal abierta: América Televisión (22.98%), Latina (16.38%) y ATV (10.84%). De acuerdo al INEI, el  43.9% de los hogares peruanos accede al servicio de televisión por cable (65.6% de los hogares de Lima Metropolitana).

“Vladivideos” y corrupción en la TV

A fines del año 2000, la difusión de los “vladivideos”, grabaciones secretas de las reuniones que el ex asesor presidencial, Vladimiro Montesinos Torres, mantenía con políticos y empresarios en la sala del Servicio de Inteligencia Nacional, evidenció lo que era un secreto a voces: los propietarios de los principales medios de comunicación habían visitado al “Doc” para apoyar la segunda reelección de Alberto Fujimori, recibir instrucciones sobre la cobertura periodística y la programación a seguir, a cambio de favores judiciales y fajos con millones de dólares. La corrupción había llegado a la televisión, que se encontraba más desprestigiada que nunca.

Tras la difusión de estos videos, algunos empresarios mediáticos (como Ernesto Schütz Landázuri, de Panamericana Televisión; Julio Vera Abad, de ATV; o Eduardo Calmell del Solar, de Cable Canal de Noticias) fugaron del país y otros (como José Francisco y Enrique Crousillat, de América Televisión; o Samuel y Mendel Winter, de Latina) fueron capturados y cumplieron su condena tras las rejas.

Los canales de televisión, desprestigiados y sin anunciantes, entraron en una crisis económica intensa. Con algunos de sus propietarios presos y otros prófugos, la administración de estos medios pasó a manos de otros empresarios (como en el caso de Latina, que volvió a su antiguo dueño, Baruch Ivcher, antes de la llegada de Enfoca Inversiones) , se crearon consorcios (como en el caso de Plural TV, conformado por los diarios El Comercio y La República, dueños de América Televisión) y se formaron juntas de acreedores (como en Panamericana, ATV y en Red TV, aún en curso) para saldar cuentas pendientes. Durante la siguiente década, y con el auge económico que atravesó el país, las empresas televisivas pudieron salir del hoyo en que estaban metidas.

Características de la TV peruana

Actualmente, existen 1043 estaciones de televisión a nivel nacional, 408 corresponden a la señal UHF (Ultra High Frequency) y 995 a la señal VHF (Very High Frequency). Lima, Puno, Cusco, Junín y Ancash son las regiones con la mayor cantidad de estaciones de TV. Del total, 57% persigue un fin comercial, mientras que el 43% restante tiene un fin educativo. No hay estaciones de televisión comunitaria en el Perú.

La televisión peruana es centralista: sus contenidos se producen mayoritariamente en Lima y se emiten a provincias por medio de repetidoras ubicadas a lo largo del territorio nacional. En señal abierta analógica, en Lima existen seis canales privados que operan en la banda VHF: Latina, América Televisión, Panamericana Televisión, ATV, RBC y Red TV, y un canal estatal: TV Perú.

Un problema grande en este sector es la manera cómo se mide la audiencia (ver Hallazgos – Medición de audiencia). Desde 1996, Ibope Time Perú (hoy Kantar Ibope Media) es la única empresa especializada en la medición de la audiencia televisiva en el país… pero solo toman en cuenta a sus clientes. El canal con el rating más alto, se llevará el pedazo más grande de la torta publicitaria. Por lo tanto, si no tienes un registro de tu cuota de audiencia, no recibirás ingresos por publicidad. Los canales pequeños, de alcance regional o local, que tienen un alcance reducido y una audiencia limitada, son invisibles para Ibope y los anunciantes.

El reto: la Televisión Digital Terrestre (TDT)

Desde el 2010, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) comenzó a implementar la Televisión Digital Terrestre (TDT) en el Perú, lo que dio inicio a la transición de los servicios de radiodifusión por televisión de tecnología analógica a tecnología digital. Este cambio permitirá la multiplicación de las señales, con mayor calidad de imagen y sonido.El formato escogido por el MTC fue el sistema japonés-brasileño ISDB-T (Integrated Services Digital Broadcasting-Terrestial). A julio del 2016, se mantienen al aire 30 señales TDT solo en Lima. 

Si bien en un primer momento se buscó promover el ingreso de nuevos radiodifusores a la televisión con tecnología digital, que permitan dinamizar la competencia, durante el gobierno de Alan García (2006-2011) se modificaron las bases para el otorgamiento de las autorizaciones y se permitió que titulares de autorizaciones analógicas pudieran presentarse al concurso. Finalmente, quienes tuvieron más dinero, más estaciones y más recursos para implementar y operar estaciones en territorios apartados consiguieron las licencias. El gobierno del presidente Humala (2011-2016) postergó el “apagón analógico” hasta el 2019 en Lima y se prevé que para el 2025 no deberá quedar en el país ninguna emisora transmitiendo en señal analógica.

  • Ojo Publico
  • Reporteros sin fronteros
es
en
  • Proyecto de
    Ojo Publico
  •  
    Reporteros sin fronteros
  • Financiado por
    BMZ